Por un MMXVII simple y sencillo.

Le he dado vueltas al tema.

Le he dado varias vueltas a como mejor incorporar Siempre en Beta con mi día a día y lograr resultados satisfactorios al mejor utilizar mi tiempo.  Mientras probaba diferentes métodos, apps y técnicas de priorización para encontrar una solución a esto, o al menos una solución para satisfacer mis varios intereses sin dejar de generar $u$tento, fui perdiendo vista de una de mis lecciones favoritas de los últimos años - el Principio de Pareto, que dice (más o menos):

  Vilfredo Pareto - economista italiano que legitimizó la ley del mínimo esfuerzo.

Vilfredo Pareto - economista italiano que legitimizó la ley del mínimo esfuerzo.

El 80% de tus resultados viene del 20% de tus acciones.

Sin entrar en detalle sobre la historia detrás de eso (para algo está el Tío Google), es una manera reduccionista de evaluar causa y efecto.  El 80% de lo que tienes viene de un 20% de lo que haces.  En cambio, un 20% de lo que logras es debido a un 80% de inversión, sea tiempo o recursos.

¿Porqué es esto relevante a Siempre en Beta?

La franca verdad es que la visión que tengo del proyecto es más grande de lo que puedo manejar.  Tengo que hacer mis paces con que hacer SEB de una manera digna de esta visión es un trabajo a tiempo medio.  Para seguir con SEB tengo que optimizar, reducir y cortar lo que no es esencial.  Es cuestión de simplificar y enfocarme en la médula del proyecto - las entrevistas.

Al carajo con poblar las redes sociales lleno de contenido que solo hago para decir que lo hago.

Al carajo pasar más tiempo editando mis redacciones que redactando.

Al carajo premeditar el 100% de las acciones de un proyecto que trata y vive de los tropiezos.

  Retrato de su servidor manejando multiples cuentas de redes sociales, si fuese una mujer de origen asiática.

Retrato de su servidor manejando multiples cuentas de redes sociales, si fuese una mujer de origen asiática.

Había dicho en el último episodio que iba a tratar de hacer 2 episodios al mes - eso sigue.  El 80% de la razón por la cual están aquí es el 20% del trabajo que hago - los podcasts.  Lo que voy a probar es reducir ciertas gestiones de contenido, como los blog posts (tengo, sin mentirles, como 5 drafts sin publicar porque no termino de aterrizar los detalles), mantener cuentas de redes sociales separadas de la mía personal para promocionar el proyecto, y otras cosas que suceden tras bastidores que he emprendido en orden equivocado relativo a su importancia o que al final del día no aportan lo suficiente para justificar la inversión de tiempo.

Esto también incluye un rediseño del website para mejor enfocar el propósito de SEB - mejorar, optimizar, aprender del fracaso.  Adiós integraciones superfluas con las redes sociales, hasta luego el laberinto de opciones en la página de navegación y hasta pronto entradas de episodio con largas introducciones.

Al contemplar todo esto, también reflejo sobre el estatus actual de la vida.  No necesariamente la mía, aunque obvio que es mi punto de referencia, pero en general.

Observo que las personas que entrevisto realmente son descomplicadas y sencillas en sus convicciones.  Es fácil quedar perdido en el laberinto de complejidades de la vida moderna.  Este año, mi experimento (o resolución, como quieras verlo) y el de SEB van a hacer iguales:

Vivir más sencillamente para lograr más.

Que tengan un 2017 más sencillo.  Que disfruten de un año más simple.

Desde el Beta Constante,

-M